<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d15072090\x26blogName\x3dSIN+SITE\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://sinsite.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_AR\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sinsite.blogspot.com/\x26vt\x3d1509012716353188866', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

3.8.05

Lujuria

Leí por ahí:
"Tras casi un año de salir con mi novia, el próximo mes paso por el Civil,
me caso con ella!
La madre de mi novia o futura suegra es genial! (además de
estar muy buena).
Ella solita se ha ocupado de organizar toda la boda: iglesia,
música, fotógrafo, banquete, flores, etc...
Hace poco me llamó y pidió que fuera a su casa para revisar
la lista de invitados y anular algunos de los de mi familia pues estaba
superando nuestras previsiones.
Cuando llegué, revisamos la lista y la rebajamos justo por
debajo de los ciento cincuenta invitados.
Fue entonces cuando me dejó boquiabierto... me dijo que
siempre le había resultado un hombre muy atractivo, que dentro de un mes ya
sería un hombre casado y que antes de que ello ocurriera, quería tener sexo
salvaje conmigo.
Entonces se levantó, caminó sensualmente hacia el dormitorio
y me susurró que sabía donde estaba la puerta de salida, si lo que quería era
marcharme.
Me quedé de pie, inmóvil, aproximadamente un minuto y
finalmente decidí que sabía perfectamente qué camino tomar... me dirigí
corriendo a la puerta, salí a la calle y... afuera, apoyándose en el baúl de mi
coche estaba su marido sonriente.
Creo recordar que me explicó que únicamente querían estar
seguros de que su querida hija se casaba con el hombre adecuado y se les ocurrió
esta pequeña prueba que había superado con éxito.
Me tomó la mano y después me abrazó sin yo poder reaccionar
ni hablar aún atontado por las emociones.
Lo que nunca supieron mis suegros, es que yo sólo iba
corriendo a mi coche a buscar un forro!... "

   

Blogger Amos dijo...

Jajajajaja!! Tremendo!

3/1/08 18:13  

Publicar un comentario

<< Página principal