<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d15072090\x26blogName\x3dSIN+SITE\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://sinsite.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_AR\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sinsite.blogspot.com/\x26vt\x3d1509012716353188866', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

11.10.06

El pecado I

- No boluda!, vos tomás a los hombres como trofeos. Hay miles en el mundo. Con mi hermano no!

Algo así escuché que le dijo mi “hermanita” a su amiga, bajando la voz.

No voy a negarlo. Esas palabras me sorprendieron gratamente. Me acuerdo ahora y se me dibuja una sonrisa. Pero la realidad es que a partir de ese momento empecé a prestarle atención.

A Rox la había visto crecer al lado de mi hermana. Era la misma nena de nueve o diez años que venía a la pileta de casa. Y yo, un "señor grande" de diecisiete me quejaba de los gritos. Pero había pasado el tiempo.

Y la fui redescubriendo a fuerza de coqueteos y miradas que se estiraban. Tal vez me la cruzara dos o tres veces por día, pero esos momentos eran sublimes.

Yo sentía que esos ojos celestes, entonces inocentes, me deseaban. Quería tenerla, tocarla, cogerla.

Los días pasaron y la libido aumentó.

De todas maneras siempre me rondó en la cabeza aquello que había escuchado. Sería un capricho más de ella?. Reconozco que ese dato me intimidó lo suficiente como para no tomar la iniciativa.

Igualmente no hizo falta. Una noche me llamó.



- CONTINUARÁ -

   

Blogger gatopedrense dijo...

sin comentarios

11/10/06 10:14  
Blogger Apo dijo...

..... ahora me quedé intrigada. Más te vale que sigas!!!

15/10/06 21:06  

Publicar un comentario

<< Página principal