<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d15072090\x26blogName\x3dSIN+SITE\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://sinsite.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_AR\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sinsite.blogspot.com/\x26vt\x3d1509012716353188866', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

16.7.07

Reinvindicación de no pertenecer

    Mientras las actividades se multiplican, los diferentes ámbitos en los que nos movemos se van apoderando de nosotros y, casi sin darnos cuenta, comenzamos a pertenecer.
    En ocasiones nos sentimos cómodos en esa posición, ya que esa pertenencia nos da la contención necesaria para desenvolvernos con soltura. Se va desarrollando tan naturalmente al punto de que a veces sólo nos damos cuenta cuando NO pertenecemos a algún lado.
    A veces (muchas), en mi caso particular, ese exceso de contención puede hacerme sentir encierro, y la comodidad se convierte en una especie de claustrofobia. Sin embargo, son pocas las ocasiones en que se puede salir ileso.
 
    Pertenecer y estar es bueno.
    No pertenecer y estar, como mínimo es incómodo.
    No pertenecer y lograr salir es fabuloso.

   

Blogger Manón dijo...

usted me acaba de otorgar una llave, un número de clave, una alfombra mágica, un pasadizo en el medio de un laberinto...

mandinga, le dejo mis respetos.

18/7/07 01:48  
Blogger Magdalena dijo...

A mi me pasa igual con el exceso de contención.

Ah! y con los ascensores de metal también.

19/7/07 01:16  
Blogger PetaloPow dijo...

lo de pertenecer a mí también me pasa. y lo de no pertenecer, también. ser mitad judío, mitad católico. medio blanco y medio negro. ojo verde y ojo marrón (Bowie). No! en serio!

20/7/07 11:34  
Blogger lauruguacha dijo...

Lo de no pertenecer lo siento siempre pero he llegado a la conclusión que el problema es mío, no de los que pertenecen...

28/7/07 18:42  
Anonymous Coscacho dijo...

hasta el dia de hoy, sentir que no pertenezco me quita el sueño,aunque cuando lo pienso , me doy cuenta que siempre que he dejado de pertenecer ha sido por que ellos ya no me pertenecian y por lo tanto no me interesaba ...mas.

4/8/07 02:39  
Blogger Julieta* dijo...

A veces siento que no termino de pertenecer a ninguna parte... Y si pertenezco mucho a un lugar, dura poco.

Hace un tiempo vengo leyendo tu blog, y recien hoy firmo. Saludos

19/8/07 14:30  
Blogger La Incondicional dijo...

Has logrado resumir muy bien las sensaciones de muchos.

21/8/07 21:44  
Blogger Manón dijo...

mandinga!
vamos, que tiene muchos pecadores esperándolo por acá... aparezca...

23/8/07 03:59  

Publicar un comentario

<< Página principal