<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d15072090\x26blogName\x3dSIN+SITE\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://sinsite.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_AR\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://sinsite.blogspot.com/\x26vt\x3d1509012716353188866', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

7.9.07

Nublado mental

Tiempo atrás me bajé un programita que pone como fondo de pantalla un planisferio (foto satelital) y se actualiza cada determinado tiempo.
Muestra en qué parte del planeta es de día o de noche. Se ve casi en tiempo real como se desplaza la sombra, y en ella, las luces concentradas en las ciudades.
Además tiene la posibilidad de actualizar las nubes.
Me pareció interesante.



Al principio le presté atención. Borré íconos del escritorio y acomodé los que quedaban para que no taparan a los continentes.
A cada rato lo miraba. Y llegué a conclusiones irrelevantes, como por ejemplo que cuando amanece en Caracas, anochece en Bangkok.
Pero al tercer o cuarto día me aburrí.
Cada 24 horas la noche se caía a la izquierda de mi monitor al mismo tiempo que aparecía a la derecha.
Y el ciclo se repetía.
Además, las luces de las ciudades tenían siempre la misma intensidad. Me hubiera gustado que cambiaran a lo largo de la noche.
Todo muy lindo, pero me aburrió.



En la vida, ese ciclo se repite cada 24 horas.
Lo hace desde antes de mi, y va a seguir cuando me muera.
Los días pasan (y se repiten) a pesar de mi.
Los días se repiten.
Mis días se repiten.
Y me están aburriendo.





(De más está aclarar que volví a mi wallpaper anterior)



   

Blogger Manón dijo...

uf!
es así, tarde o temprano se agota, todo se agota...

(¿habrá algún grupo de autoayuda para los adictos a la novedad, o a la intensidad?)

7/9/07 01:25  
Blogger lauruguacha dijo...

Creo que lo que nos aburre es lo predecible aunque simplemente nos tendría que dar tranquilidad. Saludos!

7/9/07 22:02  

Publicar un comentario

<< Página principal